martes, 11 de septiembre de 2012

Man Ray

Fotógrafo surrealista. Man Ray nació el 27 de agosto de 1890 en Filadelfia. Su nombre  era Emmanuel Radnitzky. Empezó con la pintura a la edad de 5 años; se trasladó a Brooklyn en 1897 donde va a la escuela y recibió una beca para  arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de San Francisco, pero la rechaza porque no quiere una educación académica. Allí trabajó como grabador y boceteador en una agencia de publicidad para solventar sus estudios nocturnos en la escuela National Academy of Design. 

En 1913, cuando Man Ray pintaba su primer cuadro retratando a Alfred Stieglitz, se presenta la primera gran exposición de  moderno en los Estados Unidos -conocida como Armory Show- donde Duchamp presentó su obra cubo-futurista "Desnudo descendiendo una escalera". Dicha exposición y su posterior vínculo con la galería 291, que dirigía el fotógrafo Alfred Stieglitz -principal impulsor de la vanguardia en los Estados Unidos-, conectará a Man Ray con ese espíritu nuevo que ya venía gestándose en el viejo continente. En 1914 el arribo de Marcel Duchamp a los Estados Unidos -quien ya había creado sus primeros ready mades- será decisivo para el artista norteamericano. A partir de una sólida amistad con Duchamp, Man Ray realizará una serie, “Portrait of Juliet”; objetos artísticos -llamados "Objetos de mi afecto", que prefiguran sus posteriores trabajos dadaístas realizados en París después de 1921. Es de ese mismo año el objeto "Cadeau" que consiste en una plancha de hierro la cual tiene una amenazadora hilera de clavos en su base, inutilizando así la específica función del objeto y abriéndolo a nuevas interpretaciones posibles. 

En 1915 lleva acabo su primera exposición individual en la Daniel Gallery de Nueva York. Fundó, junto a Marcel Duchamp y Francis Picabia, el Dadá neoyorquino. En el ‘18 trabaja con aerógrafos sobre papel fotográfico y dos años después, con K. Dreier y M. Duchamp, funda la Société Anonyme, una compañía desde la cual gestionan todo tipo de actividades de vanguardia: exposiciones, publicaciones, instalaciones, películas, conferencias, etc. 

Man Ray mantuvo durante su larga trayectoria una imparable capacidad de invención, de juego, de goce ante la vida. En 1922 inventa los "rayogramas": composición fotográfica hecha sin cámara, exponiendo el papel -previamente intervenido por objetos varios- a la luz. Ante esta invención el artista afirma: 

"Me revelé contra mi cámara fotográfica y la tiré. Tomé cuanto me caía en la mano: la llave de la habitación del hotel, un pañuelo, lápices, una brocha, un pedazo de cuerda. No estaba obligado a bañarlos en el líquido. Los depositaba sobre papel seco y los exponía a la luz durante unos segundos como si fuesen negativos. Estaba muy excitado y me divertía muchísimo". 




Una selección de estos primeros "rayogramas" Man Ray los recoge en un álbum llamado "Les Champs délicieux" (Los campos deliciosos) con prólogo de Tristan Tzará.




Una vez agotada la experiencia dadaísta, Man Ray participa activamente en el naciente surrealismo. Colabora con Bretón y Dalí en la revista "La Révolution Surréaliste" e incrementa su actividad cinematográfica -ya tenía algunas realizaciones entre las que se cuentan "Regreso a la razón", que fue hecha a pedido de Tzará y presentada en la última velada dadaísta-, en 1926 dirige con Duchamp y Marc Allégret "Anemic Cinema", una pelicula con ciertas características cinéticas, más tarde el filme "Emak Bakia" que presenta en el Brooklyn Museum y en 1928 "L'Etoile de mer", basado en un poema del surrealista Robet Desnos. Su última pelicula -también de raigambre surrealista se tituló "Un coup de dés jamais n'abolira l’ hasard". Se tratan de auténticas experimentaciones encaminadas a abolir el tradicional discurso cinematográfico proponiendo, mediante el celuloide, un discurso formal puro, abstracto, más cercano a las artes plásticas y a la música que a la literatura. Con relación a sus películas Man Ray dijo: "Todos los filmes que he hecho han sido improvisaciones. No escribía guiones. Era un cine automático. Trabajaba solo. Mi intención era la de dar movimiento a las composiciones que había hecho en fotografía."  

El vínculo con el surrealismo le permite a Man Ray crear sus mejores fotos con modelos femeninas. "" de 1924, con Kiki de Montparnasse -quien fuera su amante- y la extraordinaria foto "Noire et Blanche" -donde aparece el perfil de la modelo y el de una máscara africana en perfecto equilibrio compositivo- son ejemplos de la fetichización de la mujer y de la sublimación del deseo sexual a través del enigma del eterno femenino. En ese sentido, Man Ray fotografía como un pintor; enfatiza -a través de la solarización- el contorno de los cuerpos para darle un sentido de trazo manual a la composición.

En 1940 -huyendo de la ocupación alemana- Man Ray regresa a los Estados Unidos y se instala en Hollywood donde retoma la pintura y el arte objeto. En 1951 retorna a Paris donde residirá hasta su muerte en 1976. En este último periodo las actividades surrealistas habían perdido su carga revulsiva y Breton y sus amigos se entregaban a inofensivos juegos de salón y a recordar las viejas hazañas del periodo heroico. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario